¿Cómo tomar decisiones?

Las decisiones son una parte muy importante de la vida, y es que cada día y en todo momento, así no te des cuenta, estás tomando una decisión. Ponerse esta ropa u otra, hacer los deberes o no, cenar pizza o panqueques… En fin, están por todos lados.  

Y, para que seas tú el que controle las decisiones en tu vida, y no ellas a ti, es necesario que a la hora de decidir tengas la mente clara, eligiendo de forma correcta. Por eso, a continuación, te estaré hablando de cómo puedes tomar una decisión, y qué es todo en lo que debes pensar antes de hacerlo. 

6 pasos para tomar decisiones 

Si bien es cierto que no todas las decisiones son iguales, con estos pasos que te cuento aquí se te hará mucho más sencillo hacer cualquier elección. Síguelos cada vez que se te presente la oportunidad, y de seguro que elegirás de manera correcta. 

Evalúa todas tus opciones 

El que se te presente el escenario de tomar una decisión significa que tienes que elegir entre varias opciones, este es el problema central. Es muy importante que cada vez que esto ocurra no te límites a solo una alternativa, pues esta podría ser la incorrecta. Tómate el tiempo de conocer bien la situación para dar con la decisión acertada. 

Analiza los riesgos posibles 

Lo que hace el que tomar una decisión sea algo de tanta importancia son las posibles consecuencias que esta elección pueden traer. Por esto, es necesario que después de considerar todas tus alternativas, pienses en los riesgos que estas incluyen, y el final al que te llevaría cada una de ellas.  

Dale una adecuada importancia 

Esto no quiere decir que de ahora en adelante con cada decisión que vayas a tomar debas hacer un largo y cansado trabajo para elegir una alternativa. No hagas una tormenta en un vaso de agua, pero tampoco le restes el valor que un tema merece. Todas las decisiones llevan a resultados, debes evaluar si estos valen la pena o no. 

Ponte en los zapatos de otros 

Sin importar tu edad, muchas de las decisiones que tomas van a afectar a otros, para bien o para mal. Por esto, en algunos momentos es muy bueno que te pongas en los pies de las personas a tu alrededor, y pienses en qué pasaría con ellos, o cómo se sentirían si decides una u otra cosa.  

Ten una mente despejada 

Las emociones cambian la forma en la que actúas, y esto es algo que puede ser negativo a la hora de tomar decisiones. Un excelente consejo que te servirá de mucho es que no decidas nunca algo estando molesto o enojado. Recuerda que esa elección la harás en un instante, pero sus consecuencias vendrán después, y podrían ser duraderas.  

La decisión es tuya 

Aunque en algunos temas es muy recomendado que escuches las opiniones de otras personas para tomar una decisión, esto debe ser hasta cierto punto, sin dejarte llevar por la presión social que puedan ejercer. Eres una persona con capacidad de decidir, y que después de haber pensado, puede hacer una elección. 

Related Articles

Camping

Nuestros amigos Manny el mapache y Tanu el monstruo decidieron ir a acampar al bosque para pasar un gran día, pero su día se arruinó por la única cosa que hicieron mal: suponer.

La voz marina

Un día, Robby y Sasha fueron a la playa para probar un invento del robot. Ambos quedaron sorprendidos al ver la cantidad de basura que había en el mar. Pero no fue hasta que probaron el invento de Robby que se dieron cuenta que la vida marina tenía muchas más amenazas que la basura.

De Paseo al Zoológico

El día de ir al zoológico había llegado, haciendo que Robby estuviese muy feliz y con muchas ganas de sacar muchas fotografías a los animales con su cámara instantánea. Todo iba bien hasta que al robot, en sus ganas de fotografiar todo, se le ocurrió una muy mala idea que por poco lo deja descompuesto.

Desconexión

Al llegar las vacaciones de verano Ari se internó en el mundo virtual de los videojuegos de una forma preocupante. Su madre, al darse cuenta de ello, se preocupa, así que decide hacer algo que sin duda hace molestar a su hijo. ¿Esta acción ayudará a Aria a cambiar de rumbo?

Explorando Mundos Literarios

Tanu el monstruito prefería pasar las horas del recreo jugando, a diferencia de Manny quien le gustaba más leer en soledad. Esto le parecía absurdo al monstruito, sin embargo, se interesó por la historia de un libro de Manny. ¿Sera que cambiará su opinión sobre la lectura?