Arte para liberarte

Cuando por fin terminó su obra, Sasha se sintió más liviana, como si al pintar se hubiese liberado de un peso. ¡Se sentía increíble, de eso no había duda!

Esta página está disponible con una membresía de iSmart360. Inicia sesión para ver disfrutar del contenido.

¡Comparte este post!

Suscríbete a nuestro newsletter

Entradas relacionadas

¡Cuidado con el bosque embrujado!

El camaleón buscó entre las raíces de los árboles y los arbustos, pero no veía su balón. Caminó y caminó, pero no lo encontraba. Hasta fue a dar al arroyo, pero el balón tampoco estaba por allí. Era extraño, no podía haber ido tan lejos.

Leer más »